Saltar al contenido
Adicciones

Adicción al Tabaco

adiccion al tabaco

En esta página os queremos dar toda la información necesaria sobre la adicción al tabaco: cómo funciona, qué la produce, cómo se trata y por qué nos volvemos adictos.

¿Qué es la adicción al tabaco?

El tabaquismo es la adicción al tabaco provocada principalmente por la nicotina y que, según la OMS es la primera causa de otras enfermedades, invalidez y muerte prematura del mundo. Esta adicción es considerada una enfermedad crónica sistémica, pero que posee posibilidades claras de tratamiento, perteneciente al grupo de las adicciones y catalogada en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV) de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Según la OMS en el mundo había en 2002 más de 1.100 millones de fumadores, lo que representa aproximadamente un tercio de la población mayor de 15 años. El 74% de cigarrillos se consumen en los países de bajo y bajo-medio nivel de ingresos. En 2004 la OMS estimó que 4,9 millones de personas mueren anualmente a causa del consumo del tabaco.

En Europa el tabaquismo provoca 1,2 millones de muertes anuales y está directamente relacionado con la aparición de 29 enfermedades, de las cuales 10 son cánceres y de más de la mitad de enfermedades cardiovasculares. El tabaquismo es directamente responsable de aproximadamente el 90 por ciento de las muertes por cáncer de pulmón y aproximadamente el 80-90 por ciento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y enfisema. En España en 2003 fumaba el 36% de la población y mueren 50.000 personas anualmente por culpa de este consumo, una tasa por encima de los accidentes de tráfico y también superior a la producida por la suma de todas las drogas ilegales juntas. En Cataluña, en 2006, y para la población de 15 y más años, había: fumadores un 29,4%, ex fumadores un 19,7% y no fumadores un 50,9%.

Es importante saber el grado de dependencia de la nicotina que tenemos para poder hacer un tratamiento más o menos agresivo. Para ello se suele usar el conocido test de Fagerström que podéis ver a continuación.

Test de Fagerström
Test de Fagerström

Efectos sobre la salud

El consumo de tabaco provoca más comúnmente a las enfermedades que afectan al corazón y los pulmones, el consumo de tabaco es un factor de riesgo para la cardiopatía isquémica, el accidente vascular cerebral, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la enfisema pulmonar, y cáncer (especialmente de pulmón, laringe, boca, páncreas y de vejiga). Fumar cigarros aumenta el riesgo de la enfermedad de Crohn, así como la gravedad de la evolución de la enfermedad.

Cada año, una de cada 7 muertes en mayores de 35 años en España son por causa del consumo de tabaco. De ellas, más de una cuarta parte se producen antes de los 65 años. En los últimos años se ha visto una mejoría en cuanto a las muertes que podemos atribuir al tabaquismo, sin embargo, los números en cuanto a mujeres fallecidas por esta adicción han incrementado.

¿Cómo empieza la adicción al tabaco?

Es difícil prevenir esta adicción ya que su iniciación en la mayoría de los casos viene dado por una reafirmación social. El paso de la edad adoscelente a la adultez, ese momento en que quieres mostrarle al mundo que ya eres todo un hombre o toda una mujer, esa reafirmación hace en muchos casos que empecemos.

Sin embargo, no es el único motivo social para hacerlo. La imitación de los seres cercanos, ya sean padres, familiares, amigos o incluso famosos hace que comencemos a fumar.

Aunque obviamente esto no hace que nos enganchemos, esto hace que empecemos. Esta adicción tiene unos síntomas evidentes que son provocados por la protéina que desprende el tabaco, esa nicotina que es lo que hace que llegamos a sentir necesidad de consumir aunque no lo necesitemos.

¿Cómo dejar de fumar y superar la adicción al tabaco?

La cesación tabáquica (coloquialmente dejar de fumar) es el proceso de abandono del tabaquismo (adicción al tabaco). El tabaco contiene nicotina, que es adictivo, que hace que el proceso de dejar de fumar sea muy a menudo prolongado y difícil.

El tabaquismo es la principal causa prevenible de muerte en el mundo, y dejar de fumar reduce significativamente el riesgo de morir a causa de enfermedades relacionadas con el tabaco, como la enfermedad cardiovascular, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el cáncer de pulmón.

El setenta por ciento de los fumadores quiere dejar de fumar, y el cincuenta por ciento dice que ha intentado dejar de fumar en el último año.

Se pueden utilizar muchas estrategias diferentes para superar esta adicción, incluyendo dejar de fumar sin ayuda (el deporte es de gran ayuda), medicamentos como la terapia de sustitución de nicotina (TSN), bupropión o vareniclina (todos con prescripción médica), y asesoramiento conductual.

  • TSN: El tratamiento de restitución nicotínica tiene como principal objetivo ayudar a superar la abstinencia. Hay los parches, los chicles y los caramelos. Consiste en dar nicotina externa al fumador para sustituir la que, hasta ahora, inhalaba con el tabaco asociadas al hábito de fumar. Pero no es imposible. La tasa de fumadores está disminuyendo y esto es el reflejo de que, con ayuda farmacológica, y psicológica si es necesario, se puede dejar el tabaco.
  • Buropropión: Es un tratamiento de un máximo de 9 semanas. Muy buenos resultados, pero puede provocar efectos secundarios peligrosos.
  • Vareniclina:Reduce el ansia de fumar, la abstinencia, la satisfacción asociada al hecho de fumar y también la dependencia.

La mayoría de los fumadores intentan dejar de hacerlo sin ayuda, aunque así sólo tienen éxito entre el 3 y el 6% de los intentos de abandono. El uso de medicamentos junto con el asesoramiento conductual aumentan las tasas de éxito, y una combinación de dos medicamentos y las intervenciones conductuales ha demostrado ser incluso más eficaces.

Como la nicotina es adictiva, dejar de fumar conduce a los síntomas de abstinencia de la nicotina, como el deseo de volver a fumar, la ansiedad y la irritabilidad, la depresión y el aumento de peso: 2298 Los métodos profesionales de apoyo para dejar de fumar generalmente se esfuerzan para combatir tanto a la adicción como a los síntomas de abstinencia de la nicotina.

Efectos secundarios de dejar de fumar

En una revisión de 2007 de los efectos de la abstinencia de tabaco, se llegó a la conclusión de que «el mal humor, la ansiedad, la depresión, la dificultad para concentrarse, la impaciencia, el insomnio y la inquietud son síntomas de abstinencia que se presentan con un pico en la primera semana y hasta 2-4 semanas «.

Dejar de fumar se asocia con un aumento de peso promedio de 4-5 kilogramos después de 12 meses, la mayoría de los que se ganan dentro de los primeros tres meses de dejar de fumar.
Beneficios para la salud

Después de dejar de fumar, muchos de los efectos perjudiciales para la salud del tabaco pueden ser reducidos o eliminados; los beneficios para la salud a largo plazo son:

  • Dentro de los 20 minutos después de dejar de fumar, hay una disminución de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca
  • Dentro de las 12 horas, los niveles de monóxido de carbono en sangre disminuyen hasta la normalidad
  • Dentro de las 48 horas, las terminaciones nerviosas y los sentidos del olfato y gusto empiezan a recuperarse
  • Dentro de los 3 meses, la circulación y la función pulmonar mejoran
  • Dentro de los 9 meses, hay una disminución en la tos y sensación de falta de aire
  • Alrededor de 1 año, el riesgo de enfermedad coronaria se reduce a la mitad
  • Alrededor de los 5 años, el riesgo de accidente cerebrovascular ya es igual al nivel de un no fumador, y los riesgos de muchos tipos de cáncer (boca, garganta, esófago, vejiga, cuello uterino) ya han disminuido significativamente
  • Alrededor de los 10 años, el riesgo de morir de cáncer de pulmón se ha reducido a la mitad, y los riesgos de cánceres de laringe y páncreas también han disminuido
  • En torno a los 15 años, el riesgo de enfermedad coronaria ya ha caído al nivel de un no fumador; con un menor riesgo de desarrollar una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

El Estudio de Médicos Británicos mostró que aquellos que dejaron de fumar antes de cumplir los 30 años de edad vivían casi tanto tiempo como los que nunca habían fumado. Dejando de fumar en la sexta década, uno todavía puede añadir tres años de vida saludable

Adicción a la marihuana

Todo esto que hemos explicado para la adicción al tabaco se puede tener en cuenta para la adicción a los porros, marihuana, cannabis o cómo queráis denominarla. Pese a que las sensaciones son diferentes, realmente el proceso para dejarlo es exactamente el mismo. Dejar de fumar costará, pero conseguirá que tu vida sea más saludable y tu riesgo de morir por una enfermedad derivada del mismo se reducirán.

Adicción a la Maria
Adicción a la Maria

También te puede interesar: