Saltar al contenido
Adicciones

Adicción al Juego

adiccion al juego o ludopatia

El diagnóstico de Adicción al Juego en una persona se refleja cuando el individuo da una serie de señales, como sería la impaciencia de realizar cantidades de apuestas para sentir una gran emoción; sus pensamientos casi siempre están enfocados al juego o giran en torno a este. La diversión de este trastorno hace imperceptible su daño por un largo periodo de tiempo.

Qué es la Adicción al Juego?

La ludopatía o adicción al juego se caracteriza por un deseo irrefrenable por participar en juegos de envite y azar. A pesar de que la persona está consciente de las consecuencias negativas que esto produce, se le hace difícil parar.

Se trata de un trastorno que hace imposible controlar el impulso al juego, convirtiéndose en una perturbación de la personalidad. Básicamente tiene una estructura parecida a las adicciones a sustancias, con una peligrosidad importante.

El síndrome de abstinencia es equivalente al de las drogas, se manifiesta por el nerviosismo e irritabilidad cada vez que la persona intenta dejar de jugar; con el juego frecuente pretende abstraerse de la realidad y así evadir los problemas cotidianos, suelen mentirles a sus a amigos, familia o terapeutas sobre las cantidades gastadas o el tiempo destinado al juego.

Afecta profundamente a la persona a nivel físico, pudiendo provocar ansiedad, estrés y depresión, así como problemas cardíacos derivados del estrés. Es considerado un problema psicológico que afecta diversos aspectos de la vida.

La persona pierde la capacidad de control sobre sí misma, haciéndose cada vez más difícil decirle no al juego, llegando hasta la incapacidad total de aplazar el impulso o deseo por jugar.

Inicialmente, reconocer el problema de adicción al juego es muy difícil, debido a que son los amigos o familiares más cercanos los que detectan cambios en el estado de ánimo, avisando que existe un problema, aun cuando el jugador no lo haya revelado.

¿Qué causa la Adicción al Juego?

Al referirnos a esta adicción, se debe señalar que las causas que hacen a una persona un jugador frecuente sin capacidad de control son multifactoriales. No existe un solo origen que haya provocado este problema, considerado de carácter mental principalmente.

Hay varios factores que se encuentran tras la aparición de esta enfermedad, entre los que podemos señalar:

Reuniones de personas cercanas en donde el juego es una distracción frecuente y se habla de la suerte como medio para resolver problemas económicos.

Poca o ninguna comunicación familiar, lo que dificulta afrontar problemas o situaciones graves, como el consumo de alcohol, o iniciarse en el juego a una temprana edad.

El patrón de consumo exagerado en estos tiempos modernos, lo que provoca un manejo del dinero inadecuado y descontrolado.

Las frecuentes variaciones de ánimo ocasionan perturbaciones severas en la persona adicta, como la ansiedad, hasta llegar has la depresión.

Trastornos de personalidad en los que aparecen problemas al momento de controlar impulsos, como el trastorno límite de la personalidad o el trastorno bipolar.

Rasgos de personalidad tales como la búsqueda de emociones o la competitividad también pueden empujar al juego excesivo.

Posibilidad de ganar un premio grande en equilibrio a la apuesta realizada, lo que facilita la creencia de tener suerte o facultades especiales para el juego.

El bombardeo incesante de publicidad que empuja al juego, haciendo creer que es el mejor medio para resolver los problemas económicos.

¿Qué consecuencias tiene la Adicción al Juego?

Un adicto al juego que ya ha perdido el control sobre sí mismo, actúa de manera descontrolada, afectando su vida con un sinfín de problemas, que al pasar los días se hacen más difíciles de superar.

Se va tejiendo una enmarañada red de disturbios, generando una órbita fuera de control y un desbalance total en el adicto, con una conducta consecuente.

Podría generar depresión debido a las consecuencias desafortunadas sobre la vida del dependiente. Es mayor en aquellos jugadores que además consumen alcohol u otras drogas.

Cuantas más veces un jugador decide dejar de hacerlo, pero su baja o desaparecida autoestima se lo impide, provoca un quiebre más para su auto valoración, destruyendo por completo su propia imagen y sintiéndose frágil con mucho sentimiento de culpa. Confronta sentimientos de incapacidad y aislamiento afectivo, debido a la dinámica de mentir que se practica de manera casi constante.

Un descontrolado trastorno de ansiedad se produce como un efecto directo de las presiones financieras y familiares, derivados de un sentimiento de culpa que no se alivia fácilmente, tardando muchos años en ser superada, una vez dejada la adicción al juego.

Suelen también presentarse severos episodios de trastornos psicosomáticos como dolores de cabeza, de estómago, alteraciones del sueño, sensaciones de vértigo, crisis asmáticas, hipertensión y contracturas musculares. Problemas físicos debido al continuo estrés que supone mantenerse activo en el juego y a la vez tratando de ocultarlo.

La depresión y la familia

La depresión puede ser el resultado de la adicción a la ludopatía, esta se manifiesta frecuentemente dentro de las conductas compulsivas, inclusive la forma tan desatada de jugar, puede dar lugar a un episodio maníaco. La ansiedad está presente en la mayoría de los casos, debido a la activación fisiológica que produce el juego.

En lo que respecta al ámbito familiar, comienza a darse una desatención pronunciada con total falta de comunicación. Los grupos familiares pueden actuar como inhibidores de la conducta de juego.

Las personas más afectadas son la pareja y los hijos, encontrándose una alta tasa de trastornos psicosomáticos y depresivos en las mujeres de personas jugadoras, y en cuanto a los hijos, son una población de riesgo para el desarrollo de conductas adictivas de todo tipo, ya que el padre actúa como modelo para ellos.

¿Qué hacer para superar la Adicción al Juego?

La Adicción al Juego, al igual que el abuso de sustancias como las drogas, el alcohol o cualquier otra adicción, suele ser bastante peligrosa y difícil de superar.

Estas personas generalmente tienen un pensamiento retorcido en el sentido de que mientras más jueguen más oportunidades tiene de ganar, cuando lo que realmente sucede es todo lo contrario, pueden perder cuantiosas sumas de dinero que nunca podrán reponer.

Existe un proverbio muy famoso en el mundo de esta adicción, y es que se juega por necesidad y se pierde por obligación. No hay forma de ganar en un juego cuando ya deja de ser una simple distracción o diversión, convirtiéndose entonces en una gran necesidad de atraer dinero fácil, para cubrir necesidades económicas, lo poco o mucho que hayas invertido seguro lo perderás.

Como toda adicción es difícil de superar, porque no depende únicamente de la persona que la padece, además de un supremo esfuerzo de voluntad. Es importante contar con un grupo de sostén que pueda ayudar en esos períodos de conflicto, no es imposible de superar si se cuenta con todo el apoyo necesario.

Reconociendo el problema y estando dispuesto a seguir las indicaciones recibidas, existen muchas posibilidades de salir adelante. El principal avance para salir de esta terrible adicción es reconocerla, sería muy difícil alcanzar superarla si como persona no se acepta la presencia de un problema grave que necesita la atención indicada.

Las adicciones son trastornos que deben ser atacados por especialistas en el área, ya que esto supone una gran experticia para tratar el tema en cuestión por la dificultad de su naturaleza. Al ludópata por sí mismo le será difícil encontrar las herramientas indicadas para salir de esa adicción.

Tareas para superar la Adicción al Juego

Debes tener en cuenta que en muchas localidades existen centros especializados en brindar este tipo de atención de forma gratuita.

Una vez que hayas empezado con tu proceso, hay ciertas tareas que puedes llevar a cabo para comenzar a reorganizar tu vida y superar tu adicción.

  • Hacer una lista de tus ingresos y gastos mensuales, de esta manera podrás darte cuenta de cuánto dinero debes y cuáles son tus deudas, con el fin de establecer un plan de pago.
  • Evita tentaciones, como juntarte con tus amigos jugadores de antes, pasar cerca de casinos o sitios de apuesta únicamente logrará que la tentación esté siempre cerca y seguro caerás en ella. Para esto, apóyate mucho en tus familiares y personas cercanas, si es necesario establecer nuevas rutas para llegar a los lugares a donde necesitas ir, puedes hacerlo, y si se hace inevitable pasar por algún lugar que sea para ti una tentación, es importante que cuentes con una persona que funcione como tu ancla de apoyo durante ese momento.
  • Si tu adicción ha trascendido hasta juegos online, puedes bloquear todas esas páginas que solías visitar para jugar, si no sabes hacerlo, busca ayuda de alguien con mayor conocimiento; lo importante es llevar las tentaciones al mínimo, y si es posible eliminarlas.

Superar este tipo de adicciones te llevará algún tiempo, pero podrás conseguirlo si sigues las pautas para combatirla de forma rigurosa. Nadie dice que será fácil, pero con la adecuada disposición, la ayuda profesional y la familia, que es la principal columna de apoyo, será posible la liberación de esta atadura y así seguir una vida normal.

También te puede interesar: