Saltar al contenido
Adicciones

Adicción al Alcohol

adiccion alcohol

El consumo de alcohol resulta bastante habitual, principalmente en momentos de celebración y reuniones a nivel social, por lo que debe ingerirse de forma moderada y responsable, para que no represente un peligro al consumidor.

Muchas personas utilizan el alcohol como un medio desinhibidor que activa la euforia y elimina la tristeza, de esta forma logran relacionarse con más facilidad y al mismo tiempo estar de buen ánimo, pero si se excede, empieza a tener efectos de torpeza y descoordinación. Hasta este punto es controlable, no obstante, cuando el consumo se convierte en un hábito desmedido, entonces estamos en presencia de una Adicción al Alcohol.

¿Qué es la Adicción al Alcohol?

También llamado Alcoholismo, es un trastorno conductual en el que no se controla el consumo de la bebida alcohólica, su frecuencia se hace mayor, convirtiendo al adicto en un consumidor que requiere dosis más altas para lograr el estado de placer deseado. Las personas que luchan contra esta adicción a menudo sienten que no pueden actuar normalmente sin alcohol.

Esta enfermedad afecta a todo tipo de personas y tiene consecuencias en el cerebro que generan cambios neuroquímicos, ocasionando que el individuo no sea capaz de controlar sus acciones, haciendo que beba en momentos inconvenientes, como a primera hora de la mañana, o en lugares como la iglesia o el trabajo.

Una persona puede presentar síntomas de esta adicción cuando depende en gran medida de la bebida y no puede mantenerse sobrio durante un período de tiempo prolongado.

Algunas señales que identifican la Adicción al Alcohol:

  • Desear el alcohol cuando no se está bebiendo.

  • Mayor frecuencia de la ingesta de alcohol.

  • Gastar una cantidad de dinero desmedida en bebidas.

  • Esconder el alcohol o esconderse mientras lo consume.

  • Ir a los compromisos siempre y cuando el alcohol este presente, de lo contrario no asistirá.

  • Cambios en el tipo de amistades; una persona con adicción al alcohol tiende a elegir amigos que también beben mucho.

  • Alejarse de sus seres queridos porque su prioridad es beber.

  • Dependencia total del alcohol para funcionar en la vida diaria.

  • El aumento de la lentitud, depresión u otros problemas emocionales que aparecen con la ingesta continua de la bebida.

  • Problemas profesionales y legales, convirtiéndose en algún arresto o la pérdida de un empleo.

  • Poner el alcohol por encima de las responsabilidades personales.

  • Sentir la necesidad de seguir bebiendo cada vez más.

  • Comportarse de manera diferente después de consumir alcohol.

¿Qué causa la Adicción al Alcohol?

En la Adicción al Alcohol existen una serie de factores que influyen en el individuo y a veces están completamente fuera del control de la persona, por esta razón hablaremos sobre algunos de los más frecuentes.

Comenzar a beber a una edad temprana

Esto resulta muy recurrente, se ha demostrado clínicamente que, al comenzar el consumo de alcohol a una edad precoz, se tiene una mayor probabilidad de mostrar problemas con el alcohol. Esto no solo se presenta porque beber puede convertirse en un hábito cómodo, sino también porque los niveles de tolerancia del cuerpo pueden aumentar.

Vivir en ambientes estresantes

Es cierto que no todas las personas que tienen estrés recurren al alcohol para calmarlo, pero si hay un número significativo que lo hacen. Por lo general se presenta en personas que realizan trabajos con niveles de presión muy elevados, como los médicos y enfermeras, en donde su vida laboral puede ser extremadamente tensa.

Problemas psicológicos y/o mentales

La depresión, ansiedad, bipolaridad u otro problema de salud mental pueden aumentar el riesgo de una Adicción al Alcohol, en este tipo de circunstancias, el alcohol es utilizado para eliminar los sentimientos y los síntomas de los trastornos psicológicos.

Cuanto más se recurra a la bebida para aliviar los sentimientos de dolor y dificultades, más tolerará su cuerpo los efectos y dependerá totalmente de él.

Factores Sociales

Estos se desarrollan en el entorno donde se desenvuelva el individuo, la religión, cultura, familia y trabajo influyen mucho en el comportamiento. El núcleo familiar es sumamente importante, en él se desarrollan comportamientos en los niños que forman parte de su personalidad, si presencian abusos debido al alcohol, esto ocasionará la repetición de algunos patrones.

Al comenzar la universidad o un trabajo, se puede crear la necesidad de ser aceptado y querido, por lo que se comienza un proceso de inclusión en el que se da la participación en actividades que normalmente no asistiría. Antes de que se dé cuenta, forma parte de la hora feliz de todas las empresas, bebe con más frecuencia e incluso desea consumir alcohol después de un largo día de trabajo.

Factores medioambientales

Se han realizado estudios que demuestran conexión entre su entorno y el riesgo de sufrir de Adicción al Alcohol, por ejemplo, se cree que las personas que viven cerca de establecimientos y comercios de bebidas alcohólicas, tienen una perspectiva más positiva sobre la bebida.

Se le presenta la posibilidad de participar en actividades relacionadas con el alcohol, además de un excesivo uso de la publicidad, que invade los espacios con invitaciones al consumo.

Otro de los factores es el nivel económico. La persona con mayor poder adquisitivo o nivel social, tiene la posibilidad de comprar con más facilidad las bebidas alcohólicas, a diferencia del que tenga deficiencias económicas.

¿Qué consecuencias tiene la Adicción al Alcohol?

Las consecuencias a este tipo de adicción abarcan el aspecto psicológico, físico y social, a pesar de que no se puede apreciar el daño que ocasiona el alcohol dentro de nuestro organismo, es indispensable poner atención a las señales de advertencia de nuestro cuerpo sobre el alcoholismo.

Entre las consecuencias que afectan al individuo por el consumo de alcohol, se encuentran:

Daños al cerebro

Cada vez que se excede con el alcohol, este acaba con millones de células cerebrales y, si el consumo es más moderado, pero continuo, afecta de igual manera.

También puede tener consecuencias de memoria, falta de concentración y altera la capacidad de discernimiento.

Si el consumo continúa, ya las consecuencias pueden ir desde un deterioro cognitivo leve hasta la demencia.

Daños al hígado

Cuando se consume el alcohol sin control, los procesos normales del hígado, como la filtración del alcohol para que no pase a la sangre, puede saturarse y producir problemas metabólicos, aparte de ocasionar un hígado graso o enfermedades hepáticas más graves.

El páncreas

Este órgano cumple una función muy importante en el proceso de digestión, ayudando a regular los niveles de azúcar en la sangre. Un consumo prolongado de alcohol puede ocasionar en algunos casos la inflamación de las venas que se encuentran alrededor del páncreas, esto produce una pancreatitis y podría conllevar a un cáncer de páncreas.

La familia

No solo afecta al consumidor, sino a su entorno familiar, amigos y su trabajo, debido al abuso que descontrola todas las acciones del individuo.

Es muy difícil asumir las responsabilidades por completo de las cargas a consecuencia de la adicción, aunado a lo compromisos y gastos que se ven afectados, relaciones personales, crianza de los hijos, entre otros.

En definitiva, el consumo de alcohol prolongado transforma a las personas en enfermos dependientes, desarrollando síntomas de agresividad, irritabilidad y depresión, esto afecta a su entorno y a su cuerpo.

¿Qué hacer para superar la Adicción al Alcohol?

Esta adicción es capaz de acabar con los sueños y futuro de una persona y de su familia, pero existen opciones que pueden ayudar al individuo. Hasta hoy hay una cantidad de métodos de tratamiento disponibles, gracias a los significativos avances en el campo durante los últimos 60 años.

Dentro de las alternativas se encuentran los tratamientos conductuales, el tratamiento con grupos de apoyo y el tratamiento con medicamentos.

Una de las actitudes principales al momento de iniciar cualquiera de estos tratamientos, es el haber aceptado que se tiene un problema de adicción.

Tratamientos Conductuales

Este tipo de tratamiento es llevado a cabo por un profesional de la salud y se ha demostrado que pueden se provechosos, está enfocado principalmente al cambio de comportamientos del consumo del alcohol.

Tratamiento con grupos de apoyo

Llamado también Alcohólicos Anónimos u otros programas de doce pasos, se desarrolla con experiencia de personas que han superado sus problemas de alcoholismo, junto al que la afronta y quiere iniciar una curación.

Combinados con un proceso conducido por profesionales de la salud, los grupos de apoyo mutuo pueden constituir un excelente estrato de apoyo agregado.

Tratamiento con medicamentos

Actualmente existen medicamentos que son recomendados para personas que quieren reducir el consumo o dejar de beber.

Este tipo de medicamentos son prescritos por médicos de la atención primaria u otro profesional de la salud especializado, pueden ser aplicados en conjunto o solos.

Iniciar un tratamiento con médicos de la atención primaria es una buena decisión, pues es el primer paso recomendado, ya que ellos evalúan al paciente y ven sus patrones de consumo, para luego ayudarlo a diseñar un plan de tratamiento.

De acuerdo a la evolución se logra medir si es conveniente administrar medicamentos o no, de esta forma ayudan de manera individual al paciente.

Lo ideal es que el paciente converse con el médico de atención primaria para que él le diga la mejor forma de tratamiento, y le brinde el trato que requiere para afrontar su situación. Con esta fórmula, el afectado podrá sentir confianza en cuanto a que esta persona, grupo u organización puede ayudarlo a salir de la Adicción al Alcohol.

También te puede interesar