Saltar al contenido
Adicciones

Adicción a la Comida

Adicción a la Comida

Comer es uno de los placeres de la vida, representa nuestra fuente de energía, vitaminas y nutrientes para nuestro organismo, hasta este punto todo es normal. Existen alimentos que nos gustan más que otros y que queremos comer, pero cuando esa frecuencia se incrementa excesivamente y no podemos dejar de comer, entonces se convierte en Adicción a la Comida.

Las adicciones a la comida tienen que ver con conductas que no se pueden controlar, debido a la recompensa que se busca al consumir determinados alimentos, en este caso, los alimentos contienen salsa, aditivos y sabores que los hacen apetecibles y de alguna manera actúan en el cerebro creando una dependencia que controla al individuo.

Los adictos comen de forma incontrolable, pero cuando no están consumiendo, están enfocados en el próximo bocadillo o creando un antojo en particular que consume su tiempo y pensamiento.

¿Qué es la Adicción a la Comida?

Es el deseo incontrolable de comer que se tiene hacia ciertos alimentos, especialmente carbohidratos, comidas grasosas, dulces y bebidas, estos actúan en el organismo produciendo una reacción química en la que se siente placer y gozo, y esa sensación es buscada permanentemente.

El pensar cuál será su próximo antojo llena gran parte del día, ya que el resto está comiendo, llegando rápidamente a un aumento de peso y otras consecuencias que representan un peligro para el adicto.

Se encuentran tan sumergidos en la comida que les gusta, que cambia su estado de ánimo dependiendo de si la pueden obtener o no, llegando a tornarse violentos si se les tocan sus antojos.

Dentro de la adicción a la comida se encuentra la adicción al Azúcar, al café, al agua, al chocolate y a la coca cola, entre otras. Cada una de estas tiene efectos y consecuencias diferentes, es por ello que hablaremos un poco en cuanto a ellas:

Adicción al Azúcar

Muchos de los alimentos que consumimos contienen azúcar, este ingrediente actúa realzando su sabor y los hace más apetecibles. Normalmente es utilizado en la industria de los alimentos, como en los cereales, bollería, refrescos, salsas, cremas, zumos envasados, caramelos y repostería, convirtiéndose en un elemento indispensable.

Es considerada como una de las adicciones de nueva tendencia, para muchas personas resulta imposible evitar su consumo, ya que se encuentra en casi todos los alimentos procesados y además forma parte de la alimentación diaria.

El adicto al azúcar cambia de humor con facilidad si no logra conseguir su dosis del día, surgiendo bajones de energía, irritabilidad y nerviosismo, sin mencionar que su consumo prolongado puede dar inicio a una diabetes y otras afecciones relacionadas de mayor gravedad.

Adicción al Agua

También denominada potomanía, es conocida como el deseo incontrolable y obsesivo por consumir agua en exceso diariamente.

Es el efecto contrario de quien se olvida de tomar agua. Esta adicción al agua es un trastorno alimenticio no identificado, la ingesta de grandes cantidades de agua produce una sensación de placer, llegando a consumir entre 8 y 15 litros de agua al día, dependiendo de su grado de adicción.

Otro de los nombres que se le da a esta adicción es el de ¨Polidipsia Psicogénica¨, que puede resultar muy perjudicial para el organismo, alterando el normal funcionamiento de los riñones y la composición de la sangre, la cual debe tener un 8% de agua, además, coloca en peligro el equilibrio de los electrolitos y fluidos corporales.

Adicción al Café

El café es una de las bebidas que se consume a diario en muchos países del mundo y se disfruta a cualquier momento del día. Representa un deleite y un motivo para compartir, siempre y cuando su consumo sea en la medida justa.

Ahora, si hablamos de adicción, comenzamos con los excesos y el no saber cuándo parar.

El consumo sin control del café y el no poder estar sin él, porque se producen cambios de humor o ansiedad, que generan nervios, irritabilidad y dolores de cabeza, son síntomas evidentes de adicción a esta bebida.

Esto se convierte en señal de que la persona necesita una dosis mayor de ingesta de café para poder mantenerse activo, y así conseguir el efecto deseado que le aporta esta especial bebida.

Es considerada una de las bebidas que, con voluntad, puede llegar a controlarse.

Adicción al Chocolate

Anteriormente cuando se hablaba de obesidad como adicción a los alimentos, el termino abstinencia no se podía ejecutar en el tratamiento, porque la persona en esos casos no podía dejar de comer. Se demostró que no todos los alimentos son adictivos, que los contentivos de altos niveles de azúcar, grasa y algunas sustancias estimulantes del sistema nervioso central y generadores de placer, son los que entran en esta clasificación específica, como es el caso del chocolate.

Este delicioso alimento es rico en teobromina, estimulante precursor de la serotonina y la feniletilamina, una sustancia del grupo de las endorfinas que mejora el estado de ánimo, también la anandamida, que produce en el cerebro un efecto calmante. La cantidad de azúcar del chocolate permite liberar encefalina, una sustancia química natural que genera en el cerebro la sensación de placer, convirtiéndose en la tentación perfecta, que al no ser controlado su consumo, puede ocasionar daño al individuo.

Adicción a la Coca Cola

La Coca Cola es otra de las bebidas que puedes encontrar casi en todos lados, perfecta para quitar la sed y activarse, debido a su composición de cafeína, azúcar y burbujas carbonatadas, que la convierten en una de las preferidas por todos. Su frecuente consumo la coloca dentro de los alimentos más adictivos.

Su uso moderado no representa peligro alguno, pero si se ingiere de forma continua o sustituye al agua, comienza a representar un riesgo para la salud. Un envase de esta bebida contiene más de 10 cucharadas de azúcar, ya esa cantidad es alarmante a la hora de consumir el refresco, luego se suma la cafeína que contribuye con el efecto que produce al sistema nervioso, creando una sensación de placer y bienestar, junto a su delicioso sabor, todo esto forma una sustancia apetecible y atrapante.

Para los adictos al refresco, cuando se deja de tomar la Coca Cola pueden aparecer algunos síntomas, como:

  • Dolor de cabeza.

  • Mal humor.

  • Irritabilidad.

  • Insomnio.

  • Falta de concentración.

Las personas con adicción a la comida tienen problemas para controlar su comportamiento compulsivo hacia el consumo de alimentos, es por esto que necesitan ayuda para recuperar su salud y su vida.

Algunos síntomas y signos de adicción a la comida

La adicción a la comida puede ser identificada por diferentes signos y síntomas, que te pondrán en sobre aviso de que algo no está funcionando bien, estos son algunos de ellos:

  • Ingerir más comida de la que se puede tolerar.

  • Gastar sumas de dinero importantes para comprar esos alimentos con los que saciar el antojo o atracón.

  • Comer hasta sentirse enfermo.

  • Desviarse de su camino para adquirir ciertos alimentos.

  • Dificultades para conciliar el sueño.

¿Qué causa la Adicción a la Comida?

La adicción a la comida es un proceso en donde varios elementos interactúan, condicionan al individuo a saciar, llenar o cubrir ciertas afecciones o necesidades con el consumo excesivo de comida.

Existen razones que se pueden identificar como causas de la adicción a la comida, como lo son:

Causas biológicas: Pueden influir en la progresión de esta afección en las personas, ocasionando problemas hormonales, anomalías en diversas estructuras cerebrales y consecuencias presentadas por el uso de algún tipo de medicamento, que influyen y descontrolan el hábito alimenticio.

Causas Psicológicas

Podrían ser el resultado de afecciones psicológicas, entre las que se encuentran, abusos emocionales y sexuales, sentirse incapaz de hacer frente a situaciones negativas al no saber cómo manejarlas, ser una víctima o sobreviviente de un evento traumático, una baja autoestima crónica y haber experimentado pérdidas.

Estos factores pueden influir en el individuo, de modo que use los alimentos como mecanismo para afrontar las situaciones dolorosas por la que ha pasado.

Causas Sociales

Existen otros elementos que forman parte de las causas que pueden activar este tipo de adicción o implicaciones sociales que llegan a estar relacionadas con la adicción a la comida. Se incluyen factores como los trastornos en la función familiar, el aislamiento social, la presión de los compañeros o la sociedad, los eventos estresantes de la vida, el abuso infantil y la falta de apoyo social.

Esta adicción puede estar ligada a otros trastornos coexistentes con el individuo, como el trastorno de la alimentación o también abusos de sustancias.

¿Qué consecuencias tiene la Adicción a la Comida?

Cuando la experiencia de la adicción a la comida se presenta de forma directa o con algún familiar cercano, es posible que se comprendan las implicaciones que puede tener en los diversos aspectos de la vida.

El consumo excesivo y el abuso de los alimentos crean un descontrol a nivel físico y mental, que como la mayoría de las adicciones, dañan al individuo y a su entorno, requiriendo una ayuda especializada que logre recuperar a la persona.

A continuación, algunas consecuencias que se presentan por la adicción a la comida.

Aspectos Físicos

A medida que la persona afectada consume comida en exceso, a nivel físico se presentan una serie de efectos y dificultades que van deteriorando el organismo, entre las que se pueden destacar:

  • Las enfermedades del corazón.

  • La aparición de diabetes.

  • La obesidad.

  • Trastornos del Sueño.

  • Desnutrición.

  • Enfermedades de riñón e hígado.

  • Artritis.

  • Dolores de cabeza.

  • Letargo.

  • Osteoporosis.

  • Se reduce el deseo sexual.

  • Problemas de digestión.

Aspectos Psicológicos

Los adictos a la comida pueden ver afectada su salud mental, especialmente si hay falta de apoyo o una ayuda inadecuada. Por otra parte, si este trastorno fue generado debido a algunos casos por abusos sufridos por la persona y que no han sabido manejar adecuadamente, genera una serie de afecciones, entre las que se encuentran:

  • Depresión.

  • Ansiedad creciente.

  • Baja autoestima.

  • Sentimiento de desesperanza, tristeza y desesperación.

  • Irritabilidad si se limita el acceso a los alimentos.

  • Desapego emocional.

  • Ideas suicidas.

  • Ataques de pánico.

Aspectos Sociales

La adicción a la comida también puede tener un impacto muy marcado en la vida social y en las relaciones, presentándose de la siguiente manera:

  • Se aíslan de los seres queridos y amigos.

  • Disminución del rendimiento en el trabajo y los estudios.

  • Se dejan de disfrutar los pasatiempos anteriores.

  • Evitan fiestas y compromisos sociales.

  • Se ponen en riesgo las finanzas y la carrera.

Desgraciadamente, muchas personas que sufren de adicción a la comida pueden vacilar en obtener ayuda, porque la condición suele ir seguida de sentimientos de baja autoestima, vergüenza y culpabilidad.

¿Qué hacer para superar la Adicción a la Comida?

Para comenzar un proceso que ayude a salir de la adicción a la comida, hay que tener la convicción de querer cambiar y dejarse ayudar. Un buen tratamiento permitirá reparar cualquier daño, ya sea psicológico, económico y social, antes de comenzar o si se piensa iniciar un tratamiento, es conveniente prepararse de la siguiente manera:

  • Escriba una lista de los alimentos que tiende a desear y/o a querer consumir de forma desesperada, estos son los alimentos desencadenantes que debe evitar por completo.

  • Piense qué alimentos va a comer, son preferibles los alimentos saludables que le gustan y que ya consume regularmente.

  • Considere hacer varias copias de la lista de pros y contras. Guarde una copia en su cocina, guantera y cartera. Recuerde por qué está haciendo el esfuerzo, es una forma de apoyar la perseverancia necesaria para cambiar sus hábitos.

  • Realice una lista de lugares de comida rápida en donde sirvan alimentos saludables y anote sus opciones saludables. Esto puede evitar una recaída cuando aparece la ansiedad y no tiene ganas de cocinar.

  • Si bien es posible superar la adicción por cuenta propia, incluso así se necesitan varios intentos, a menudo puede ser beneficioso buscar ayuda.

La abstinencia a ciertos alimentos:

Algunas personas presentan síntomas al momento de parar el consumo de ciertos alimentos que le producen la adicción, esto varía de acuerdo al tipo de alimento y a su composición química, ya que tiene un efecto en el organismo de forma variada, entre los que se pueden nombrar:

  • Se presentan dolores de cabeza.

  • Insomnio.

  • Pensamientos confusos.

  • Sueño excesivo por un período de tiempo.

Estos síntomas se presentan cuando la persona se está desintoxicando de ciertos alimentos.

Felizmente, existen centros especializados en el tratamiento de la adicción a los alimentos que pueden ayudar a afrontar este trastorno de manera integral y exhaustiva. En estos centros encontrará un personal especializados para abordar el problema médico, así como las preocupaciones nutricionales al integrar la psicoterapia.

Así como en otras adicciones, existen grupos de apoyo con los que puedes iniciar tu proceso de recuperación, en este caso se llaman Adictos a la comida anónimos, comedores anónimos o Adictos a la comida en recuperación anónimos. En estos grupos están diseñados programas de ayuda basados en 12 pasos, que abordan de una forma efectiva la adicción a la comida, en varios aspectos, físico, emocional y espiritual, un apoyo estupendo porque llega a la fibra de cada caso en particular.

Programa de rehabilitación residencial

Dependiendo del grado de la afección en este trastorno, se implementa el tipo de tratamiento a utilizar. Existe el tratamiento residencial, en este lugar la persona se interna por un tiempo determinado y es atendido por especialistas que lo tratan de acuerdo a su nivel de gravedad. Puede tener una duración de 30, 60, 90, 180 y hasta 365 días, si el caso lo amerita.

Esta atención constituye un beneficio para el paciente, como:

  • Atención personalizada, durante todo el día.

  • Comidas programadas y cuidadosamente divididas, lo que reduce la posibilidad de excesos.

  • Ausencia de los factores desencadenantes y estresantes del mundo exterior.

  • No hay necesidad de preocuparse por el transporte hacia y desde el sitio de tratamiento.

  • Desintoxicación supervisada, tratamiento asistido por medicamentos, terapia y grupos de apoyo.

  • El apoyo de compañeros frente a similares adicciones.

Programa de rehabilitación ambulatorio

En este se cumplen la mayoría de los pasos del tratamiento residencial, pero se incluyen grupos de apoyo, terapias de grupo y atención individual, sin tener que quedarse en la institución.

Estos programas de rehabilitación son ideales para aquellos que sufren de adicciones a la comida menos graves, así como para los que desean permanecer activos en su vida personal y profesional.

Programa de rehabilitación en instalaciones de lujo y ejecutivas

Si se tiene el poder adquisitivo suficiente, existen lugares de lujo ejecutivo, en los que brindan más privacidad. En esta alternativa se puede alojar, además, cuentan con instalaciones muy bonitas con un entorno que ayudará a encontrarse así mismo y relajarse, estos lugares cuentan con:

  • Habitación privada con vista al mar o vistas panorámicas.

  • Masajes y tratamientos de spa.

  • Acupuntura.

  • Piscinas y jacuzzis.

  • Comidas gourmet.

  • Cursos de golf.

  • Paseos a caballo (terapia equina).

  • Centros de fitness.

  • Instalaciones recreativas.

  • Yoga y meditación.

  • Otras terapias alternativas y complementarias.

Existen varios tipos de terapias que también pueden ayudar a la persona a reducir la frecuencia de los antojos y a la conducta ansiosa. La terapia cognitiva conductual (TCC), esta enseña cómo afrontar el problema y la fórmula para no decaer, también se encuentra la terapia conductual dialéctica, que se enfoca en cómo tolerar el estrés, regular emociones y mejorar las relaciones, estas son algunas con las que se puede contar.

Podemos asegurar que con la voluntad y la ayuda adecuada, la persona puede salir airosa de esta batalla.

También te puede interesar